1. Inicio
  2.   /  
  3. Terapias
  4.   /  
  5. Psicología

Hoy en día es un imperativo y, no cabe duda, que los tratamientos a los pacientes sea de manera integral, tanto lo físico lo psíquico y lo espiritual van interrelacionados, se intercomunican, y son interdependientes.

La sicología al servicio de la salud integral.

Mirando y entendiendo el recorrido de la psicología y apretando la tecla «actualizar»,nos encontramos con una diversidad de tratamientos para las enfermedades del presente siglo: como la ansiedad, que lleva a las crisis de pánico, estrés post traumático, fibromialgia, enfermedades inmunológicas, depresión, bipolaridad, estados desadaptativos, colón irritable, dolor crónico, etc. y surge el concepto psicosomático, asi la psicología comienza a ser un puente entre la mente y el cuerpo y camina hacia unir también lo espiritual, desarrollandose así un paradigma que comprende que los diferentes sistemas están interrelacionados y que las enfermedades se dan también en un contexto social interrelacionado.

Este paradigma comienza a tener bases sólidas en investigaciones realizadas desde la neurociencia, que da respuestas a esta interacción basadas en el conocimiento del cerebro y su funcionamiento. El rol fundamental del cerebro como un gran computador que dirige lo biológico y lo anímico. El enfoque de un cerebro tri-uno (instintivo,emocional y cognitivo), nos permite una gran comprensión de las enfermedades miradas como desregulaciones intersistemicas de estas áreas del cerebro, cuando el ser humano recibe una amenaza tanto interna como externa se produce una desregulación que genera una respuesta de sobrevivencia que es la base de los síntomas y enfermedades y también la base de la resiliencia.

Otro aporte, a esta mirada sistémica,es la psicología del desarrollo evolutivo que nos permite comprender el efecto de eventos traumáticos en la primera infancia, y según como fueran gestionadas estas experiencias por los padres o cuidadores el niño tendrá heridas profundas que a lo largo del tiempo se expresarán como síntomas psicosomáticos o si hubo contención, afecto y recursos emocionales a la mano, estas experiencias aumentarán la resiliencia y desarrollarán un sistema nervioso que enfrentará desregulaciones propias del vivir con altas defensas orgánicas y psíquicas.

Otro gran aporte viene de sabidurias ancestrales, espirituales de miles de años,como chamanismo, budismo, medicinas orientales que han sido estudio tambien de la neurociencias y se han extraído herramientas para utilizar en las enfermedades de este siglo. Tenemos mindfulness, meditación, artes marciales, acupuntura, terapias enérgeticas, oraciones y mantras, sonidoterapia, etc. La mirada espiritual se hace presente en la búsqueda de la salud y la sanación integral.

Investigaciones han localizado en el cerebro, zonas donde se alojan vivencias de amor, compasión, fe, empatía, generosidad, búsqueda de la paz y la plenitud y se están desarrollando técnicas para estimular y reforzar dichas experiencias que permiten que el sistema inmunológico del ser humano se equilibre y se autoregule.

Hoy en día es un imperativo y, no cabe duda, que los tratamientos a los pacientes sea de manera integral, tanto lo físico lo píquico y lo espiritual van interrelacionados, se intercomunican, y son interdependientes.

Una nueva perspectiva que se está sumando al proceso de sanación y de ayuda para sostener una vida saludable, es mirar el origen sístemico familiar del paciente por medio de las Constelaciones Familiares. Estas nos permiten reconocer: lo que ocurre en nuestra vida con el fin de comprenderlo mejor; creencias y bloqueos para disolverlos; asi como partes nuestras que fueron reprimidas con el fin de integrarlas de nuevo.

A través de esta metodología es posible tratar todo tipo de tema/desafío de tipo emocional, fisico y espiritual.

En la búsqueda de dar un acompañamiento integral para el desafio de la autoregulacion y la sanación, se fue uniendo esta metodología con otra tecnica que trata los traumas y logra sanar las heridas recibidas en la infancia, este enfoque llamado Somatic experiencing, desarrollado por Peter Levine, se basa en que el trauma no es el evento traumatico, sino que se aloja en el cuerpo, por la desregulacion que se generó en el sistema nervioso por el impacto recibido de manera intensa, repentina y muy temprana, esta mirada permite a las personas no retraumatizarse al relatar una y otra vez la experiencia vivida si no que se trata de rastrear en el cuerpo las sensaciones dificiles y de esta forma descargar dichas cargas, por darles atención el sistema nervioso responde instintivamente soltando lo que está atrapado en el cuerpo y eso genera un gran alivio en el sistema/cuerpo y recuperandose mucha vitalidad.

La unión de ambas técnicas genera una invitación a mirarse a si mismo, con consciencia, delicadeza y un profundo respeto por la niña o niño herido que hay dentro de todos nosotros y darle un lugar a los padres y ancestros, que al ser vistos como niños heridos, emerge una profunda compasión y se puede dar el movimiento de aceptación y agradecimiento a estas personas, los padres, que nos dieron lo esencial: la VIDA. Y desde este movimiento poder dejar atrás lo que pasó y emprender el gran desafio de ser uno mismo y de ser responsable de tomar la vida.

Una salud integral, requiere tratamientos integrales, profesionales integrales.

Acompañarnos en el proceso de la Vida es un desafío, usar las herramientas adecuadas, con conocimiento, delicadeza y sobre todo amor, es una responsabilidad.