Carmen Vicuña

Paciente

Luego de tocar muchas puertas para dar respuesta a mucho malestar, angustias, dolores y muy enfermiza llegué donde el doctor Etienne y comenzamos un camino diferente, donde era importante ir conociendo mi cuerpo, mi alma, y armonizarlo. No fue fácil…. era un proceso diferente, conocí la terapia neural  y  toda la propuesta de esta medicina integral.

Hubo un momento en que Etiènne, me dio un desafío definitivo… trabajar en mí para ser feliz, aunque fuera para lo que quedaba en mi vida, un día, un mes, un año, o muchos…. fue duro pero maravilloso!

Soy una agradecida de esta oportunidad de trabajar en equipo con él, y cada uno de los que integran la clínica. Me siento privilegiada, llego a un lugar que lo siento mío.
 

Volver