Funciones Vitamina E

La Vitamina E, también llamada Tocoferol, es una vitamina del llamado grupo de las Vitaminas Liposolubles. Es decir, tiene la característica de acumularse en el tejido graso, lo que la hace un importantísimo antioxidante para ácidos grasos.

Debemos recordar que todas las membranas celulares y organelas celulares, como mitocondrias, liposomas, ribosomas y aparato de Golgi, están constituidas de una membrana bilipídica que, como todo lo que constituye la materia está sometida al proceso de oxidación. De ahí la importancia para los organismos celulares de tener antioxidantes con características liposolubles.

La vitamina E, presenta ocho formas diferentes de estructura molecular, llamadas tocoferoles y tocotrienoles. Cada forma tiene una actividad biológica diferente y la forma más eficiente en el organismo es la Alfa Tocoferol.

La absorción de la Vitamina E es relativamente pobre, tan sólo entre un 20% a 40 % de la ingesta es absorbida y depende mucho de la calidad de la digestión pancreática y hepática de las grasas.

Ella no es destruida por la cocción. Su destrucción se ve favorecida por ciertos tipos de grasas, la exposición a la luz, las frituras y el oxígeno. Por eso es uno de los principales antioxidantes de lípidos.

Funciones en Nuestro Organismo:

  • Antioxidante natural de radicales libres que son solubles en lípidos. Las membranas celulares están compuestas por una capa bilipídica.
  • Mantiene al Sistema Inmune en estrés crónico y enfermedades virales crónicas.
  • Retrasa la aparición de cataratas.
  • Al eliminar radicales libres de tejido adiposo, ayuda a mantener una piel saludable.
  • Es esencial para el mantenimiento de las membranas de las neuronas en el Sistema Nervioso. Al igual, ayuda con trastornos de la memoria.
  • Ayuda a disminuir los niveles de colesterol LDL, evitando así enfermedades tromboembólicas y otras afecciones cardiovasculares.
  • Cicatrizante, la Vitamina E es esencial en la fabricación de la elastina y colágeno, por lo que es altamente eficaz sobre todo en quemaduras.

Como vemos, la vitamina E tiene varias funciones similares a la Vitamina C, una es hidrosoluble (vitamina C) y la otra liposoluble (vitamina E).

El gran problema con la Vitamina E es su forma de presentación, y además al cumplir una función antioxidante, al oxidarse se queda disuelta en los lípidos sin poder cumplir su función e inclusive oxidando al resto.

Su administración siempre debe ser bajo supervisión médica.

La industria farmacéutica en general ofrece dos tipos de vitamina E de muy baja calidad: el ALFA TOCOFEROL, que tiene el problema que una vez ingresada al organismo se oxida muy rápidamente y también nos ofrece ALFA TOCOFEROL, que es la forma oxidada de la vitamina E. Entonces no solamente no sirve, sino que además el organismo tiene que gastar recursos en antioxidarla.

La fórmula de lejos más beneficiosa pero más costosa es MIX TOCOFEROLES, que en su fórmula tienen alfa, beta y gamma tocoferol.

En verdad una de las grandes aliadas de la Vitamina E, es la Vitamina C que le ofrece sus electrones para antioxidarla. Como ya sabemos, la vitamina C al oxidarse es fácilmente eliminada por la orina, sin causar problemas. Es bueno recordar que la Vitamina E la encontramos, por ejemplo, en la yema del huevo, vegetales de hoja verde, nueces, almendras y avellanas.