Síndrome Zoom

Durante este periodo de cuarentena  nos hemos enfrentado a diferentes cambios en nuestras rutinas y hábitos tomando mucha relevancia el uso excesivo de pantallas como computadores, celulares y tablet.
Como consecuencia de ello y desde el punto de vista de la salud han aparecido una serie de trastornos musculoesqueléticos provocados por la postura mantenida durante horas extensas frente a los dispositivos tecnológicos.

Como siempre lo mencionamos, nuestro organismo es un todo integral y, como tal, una mala postura por horas podría alterar todos los sistemas.

Por lo tanto, es fundamental hacer ejercicio diario, mover el cuerpo, hidratarse, meditar, hacer respiraciones conscientes  y alimentarse de manera saludable.  De esta manera nos ayudaremos a sobrepasar este periodo de encierro.

Para demostrar lo que le pasa a nuestro organismo,  por ejemplo la musculatura de los ojos se verá afectada por la convergencia ocular, esto es cuando fijamos y concentramos la mirada en un objeto, necesitamos alinear y dirigir correctamente  los dos ojos a la vez en ese punto.  Esto produce fatiga visual por las horas mantenidas en esa posición, pudiendo aparecer síntomas de mareos, vértigo posicional, visión doble, desplazamiento de letras o falta de concentración.

  • El Bruxismo o apretar los dientes contraera musculatura de la cara, mandíbula, cuello y mitad de espalda. Los Hombros como compensación de lo anterior se adelantarán.
  • Los brazos y manos pueden sentir hormigueo y adormecimiento por la flexión de codo por el tiempo mantenido en la misma postura.
  • El abdomen pierde su tono, aumentando la presión abdominal por lo que pueden aparecer síntomas de constipación y estreñimiento.
  • La espalda baja en una posción incorrecta por muchas horas provocara dolor o molestias a nivel lumbar y caderas.
  • Las Piernas en triple flexión por tiempos extensos mantenidos colaborará en el mal retorno venoso, piernas hinchadas con retención de líquidos.

Por lo tanto, es fundamental hacer ejercicio diario, mover el cuerpo, hidratarse, meditar, hacer respiraciones conscientes  y alimentarse de manera saludable.  De esta manera nos ayudaremos a sobrepasar este periodo de encierro.


Vania Álvarez Baeza
Kinesiologa-Osteopata