Estrés Oxidativo

Por Etienne Claudet Danus
Estrés Oxidativo

En esta época de tanta preocupación por los efectos del calentamiento global, la contaminación y sus consecuencias. Es interesante recordar lo que fue hace 2.400 millones de año la llamada Revolución del Oxigeno. En ese entonces los organismos vivos eran únicamente unicelulares y vivían en anaerobiosis (sin oxigeno), hubo unos organismos, unas bacterias (las Cianobacterias) que comenzaron en su vida acuática a hacer fotosíntesis, para obtener energía… el problema de la fotosíntesis es que genera oxigeno que se fue acumulando, creando una verdadera contaminación por oxigeno.

Hasta ese entonces la atmosfera estaba constituida principalmente por Amoniaco, Metano e Hidrogeno. En muy corto plazo de no poseer oxigeno, la atmosfera paso a tener 20,9%. Y ahí surgió un problema vital y de sobrevivencia. La mayoría de los organismos como dijimos eran anaerobios, es decir el oxigeno los hubiera matado. Existían una ínfima cantidad de células que si sabían procesar el oxigeno. Y surgió el milagro de la vida… ¿que paso? En un acto de simbiosis, solidario vital con la vida, se fusionaron estas células anaerobias con las aerobias, creando organismos mas complejos, capaces de unirse con otras células formando organismos multicelulares.

Estas células capaces de procesar el oxigeno pasaron a formar las Mitocondrias, que hoy en día son las organelas celulares capaces de llevar a cabo el procesamiento del oxigeno para formar energía bajo la forma de ATP (Adenosin Trifosfato). Así, la vida se puso mas compleja con la presencia del oxigeno, pero a su vez mas diversa.

Desde entonces los organismos vivos tuvieron que buscar formas para poder lidiar con el oxigeno y la oxidación que este produce. En la naturaleza casi todo es oxidado por el oxigeno y se equilibra con mecanismos de reducción. (Oxido-Reducción. Oxidación es el proceso que ocurre al perder electrones, captar oxigeno o ceder hidrogeno – deshidrogenación – y reducción es el proceso por el cual se captan electrones o se pierde oxigeno).

Estas reacciones químicas de oxido-reducción son vitales tanto en plantas como en animales para la síntesis de energía. Pero este oxigeno que ahora es vital para la vida como la conocemos también puede ser fuente de enfermedad bajo la producción de una manera incontrolada de radicales libres de oxigeno, que son capaces de dañar las macromoléculas (lípidos, proteínas…) y alteran los procesos celulares (funcionalidad de las membranas celulares, producción de enzimas, respiración celular …etc.). El exceso de radicales libres de oxigeno rompe el equilibrio produciendo lo que se llama ESTRÉS OXIDATIVO.

Con la vida moderna la cantidad de radicales libres de oxigeno a aumentado de manera exponencial con las dietas híper procesadas carentes de nutrientes, con los agroquímicos, las radiaciones ultravioletas, radiaciones ionizantes, gases tóxicos (autos, cigarros, industria). Del otro lado de la balanza están los antioxidantes, que son sustancias ideadas por la naturaleza para contrarrestar el efecto nocivo de los radicales libres de oxigeno. Uno de estos antioxidantes son algunas enzimas. Y sobre todo los llamados: RASTRILLOS de RADICALES. Estos son elementos capaces de destruir directamente los Radicales Libres y son: el Glutatión, la Vitamina C y la Vitamina E.

En realidad, el sistema es mas complejo que eso, ya que existen otras enzimas y mecanismos para eliminar proteínas ya oxidadas (que a su vez son fuente de mas radicales libres) y para reparar biomoléculas dañadas por estos radicales (por ejemplo, reparar membranas celulares dañadas…).

Como vemos el estrés oxidativo es una agresión constante al organismo que por efectos de la contaminación ambiental se ve amplificada y donde los mecanismos antioxidantes están siendo deficitarios, por ende, las enfermedades relacionadas con el tienen que ver con procesos degenerativos. Seria muy largo enumerarlas todas, pero cabe destacar:

Envejecimiento Precoz y enfermedades Neurodegenerativas.

Ateroesclerosis

Cáncer

Catarata Senil

Insuficiencia Renal Aguda y Crónica

Diabetes tipo II

Hipertensión Arterial

Síndrome de Intestino Permeable.

Etc.

LAS TERAPIAS ANTIOXIDANTES:

Es acá, al ver los efectos devastadores del estrés oxidativo que la terapia ortomolecular toma todo su sentido. Como hemos visto, los antioxidantes están presentes en la naturaleza, no son productos químicos de síntesis. El problema se da en dos aspectos. Uno, nuestras dietas cada vez están mas pobres en nutrientes, por uso de productos híper procesados o simplemente por que la tierra esta cada vez mas pobre en micro nutrientes. Y dos, puede ser que la dieta de una persona sea la adecuada, pero es tal el nivel de estrés oxidativo que conlleva la vida actual, que es necesario los suplementos antioxidantes.

Los cambios bioquímicos que traen aparejado el estrés oxidativo alteran las membranas celulares y sobre todo el sistema nervioso autónomo, cuya función es justamente mantener los equilibrios necesarios para un funcionamiento armonioso del organismo. Por eso es que además en la mayoría de los casos para ayudar al organismo a regularse, utilizamos la Terapia Neural, cuyo objetivo es la auto-eco-organización. Auto, porque el proceso es de la persona. Eco, ya que tiene que ver con el medio que nos rodea, social, laboral, cultural y ambiental. Organización, pues los organismos vivos siempre andan regulando su metabolismo para generar adaptabilidad, apelando a la plasticidad neuronal.

Fecha de publicación: 15 de Mayo 2020


Etienne Claudet Danus
Fundador y Director Clínica. Médico cirujano.